El AMIR cierra su ciclo